Enero 3 (Llantas para la poderosa)

Como ya nos conocemos todo el centro de Santiago, fuimos en par patadas a las calles donde se concentran los almacenes de motos, bajamos las calles, las subimos, vimos llantas marca Acme, Michelin, Pirelli, bueno cuantas había, al final encontramos las de compuesto duro, compramos liquido para la cadena y neumático trasero de repuesto.
Listo y como buenos inquilinos que somos le pagamos los servicios de Paula en el banco, pero con la fortuna que había una cola igual a las del pago de los pensionados, pero el flujo de atención es perfecto, cinco minutos nos demoramos pagando.
De allí nos fuimos para Downtown a tomarnos fotitos y a comprar elementos de costureo para reparar algunas costuras de las correas que sujetan los maletines, de resto toda la noche no la pasamos cosa que cosa… esta es la universidad de la vida, se aprende costurero, cocina, mecánica, lavado y planchado, junto con chismorreo…

Volver a las cronicas