Noviembre 12 de 2005

Madrugamos, empacamos, la tradicional foto, la despedida y salimos directo a Quito… la ruta fue breve, el paisaje sigue siendo igual, algo árido, algo despoblado… siguiendo las instrucciones de los avisos en la carretera y en algunos momentos preguntando a la gente, no dirigimos a “la ciudad mitad del mundo”, desde este momento que parqueamos la moto, iniciamos a ver extranjeros a diestra y siniestra, que locura, este país es demasiado visitado por turistas, así entonces pagamos 1.5 dólares de cada uno para el ingreso y nos tomamos unas cuantas fotos, de lado, el la mita, en el norte, en el sur, bueno hasta que a Harvey lo han regañado por querer subirse al pincho obelisco ese que tienen ellos, ¡haaa que humillación con esa mecha de pirámide! Algún día me haré una…
Pagamos 3 dólares cada uno por subir a la terraza del monumento, al inicio una linda morena nos da la explicación sobre la línea del ecuador, por donde pasa, mitos y leyendas, al final de ese primer recorrido subimos en ascensor y desde allí filmamos unas cuantas cosas. Hay unas escalas en caracol que llevan al la puerta principal, durante el recorrido existe todo un museo de las diferentes razas, fiestas y territorios del ecuador, es muy bonito, pero el señor sofoco de Julián prefiere salir a mitad del camino a fumarse un cigarro mientras que Harvey ve y aprende atentamente de tan vasta cultura.

Salimos de la ciudad centro del mundo siendo la 1 de la tarde directo al centro histórico de Quito en busca de un hostal de mala muerte que nos cobre barato y en el que podamos dormir yyyyy… efectivamente, al pasar 1 hora de vueltas y vueltas y hacer un retanqueo, porque se nos agota la gasolina, encontramos cerca al parque El Ejido, un hostal residencial familiar, vean las fotos pa que se den cuenta de que no todo es color de rosa en este paseo. La puerta teníamos que cuñarla con una silla, el guarda ropa es una puerta cancelada que da a otra habitación y aunque tenia dos camas solo una era apta para pernoctar, así es de que de nuevo Julián y harvey durmiendo juntitos espalda con espalda… Bueno como indicábamos antes “todo hace parte del famoso paseo”…
Bueno, salimos a las 4 de la tarde a recorrer cuanta iglesia había en el mapa, monumento histórico, mas iglesias y una calle tras otra, huyyyy en este momento me acuerdo cuando pasábamos y una negra me dice: Cannabis, Cannabis… y la de enseguida: hey negro que vamos a hacer esta noche?... Huyyy parce hagámonos a la huida antes de que nos den ganas…
Al hostal llegamos a las 8 de la noche con un par de…. Cervezas, malpensados… listo… la redacción de rutina y nos jugamos unas cuantas manos de cartas… le gane a Julián como 10 dólares pero los devolvimos a la vaca de la cual sacamos pa poder jugar.
Yyyy como todo hostal no podía faltar, aquí va este relato de una maldita noche de pulgas. Era una noche común y corriente, nos cepillamos los dientecitos y pa la camita!, las cobijas, digo la tela que nos cubría durante la noche no separaba el frió nocturno de nosotros y a harvey le toco levantarse a eso de las 2:30 de la mañana a extender el sleeping, pero media hora mas tarde llegaría el sufrimiento… una pareja después de una noche de copas, una noche loca, deciden enternecerse al lado de nuestra habitación de mala muerte, justo la que tiene la puerta como división, unos besitos, un si si si yyyy comienza…

Si leen dentro de la pagina en laspalabras famosas de los diferentes paises podran entender este pedazo de historia …en resumen el hombre estaba todo chumado y estuvo toda la noche intentando llenar chuspita con lo cual no logro en toda la noche…..que trasnochada tan berraca……

Comienza una noche de acción, suspenso, romance, chicles, mentas, collares, gudis, etc..  En general continua como la canción de Ricardo Arjona, si basta con presumir que le toco hasta la sombra (en una pieza a oscuras), ni el IPED podía detener el vaivén de la chirriada cama… bueno ya, dejemos este trauma y concentrémonos en la corta madrugada.

 

Volver a las cronicas