Diciembre 17 (Puno – La Paz)

Como hay que cruzar la frontera y normalmente no es como en Colombia... no lo suponemos... entonces debemos madrugar para poder realizar el papeleo de la moto y el sellado de los pasaportes, así es que, salimos a las 8 de la mañana y nos dirigimos directo a un nuevo país, desconocido para ambos pero con la firmeza que el compromiso del viaje lo requiere... No se pueden imaginar que tan grande es el lago Titicaca cuando lo divisan desde un punto mas lejano de Puno... parece un mar, con olas, gaviotas, el color azul y todo... se hace increíble que sea tan grande, de tal modo que nos tomamos unas foticos para que les de envidia... si, mas envidia y entre ustedes armen el paseo por estos territorios.
Al fin llegamos aaaaa, bueno lo que parece ser la frontera, es fácil de reconocer porque hay un letrero grande que dice “gracias por su visita en Perú”, fue fácil poner el sello de salida de este país, los papeles de la moto, pues como ya le tenemos el tirito, entonces ya teníamos las fotocopias yyy también fue fácil el paso.
Ahora para que continúen con nuestro reloj, deben adelantar una hora las manecillas.
Del lado de Bolivia, pues la gente es formal (los empleados públicos), pero los policías, también están esperando una propinita... Entonces cuando Harvey va a sellar la entrada a este país, le piden una fotocopia del pasaporte yyy esa si no la sabíamos y fuera de todo en este lado no hay fotocopiadoras, así es que de regreso a Perú a sacar las fotocopias y han dicho que no hay problema, pero...
Al pasar de nuevo a Perú, la policía lo llama y lo conduce a un cuarto donde le piden que muestre todo lo que lleva, de la billetera solo revisaron el compartimiento del dinero, le hicieron quitar la ropa y lo raquetiaron hasta la coronilla, pues la disculpa de ello era que, están haciendo control antinarcóticos... al fin de todo y no encontrar algún dinero, le mostraron la fotocopiadora y dejaron que siguiera...
Pasamos a Bolivia y llegamos a la Paz, antes de entrar a la capital hay que pasar por una ciudad igual de grande a la Paz que se llama Altos de la Paz...si nos descuidamos creemos que era la Paz pero no..un señor muy amable nos dijo...”van para la cuidad” dirijanse a la autopista que los lleva hacia abajo...debajo de la montaña.
Nos hospedamos en el hotel carretero... casi como el de Manizales, solo que el valor por persona con baño privado es de 7000 peso colombianos... bueno parecido, no?...
Descargamos y le dimos la vuelta al centro, algo cortico, además es una ciudad de 1 millón de habitantes.
Y como al día siguiente hay elecciones, entonces compramos algo de comida y un par de libros, ya que tenemos que estar encerrados en el hostal, no hay transporte y no se debe transitar por las calles.

Volver a las cronicas