Diciembre 8

Hoy la levantada fue dura pero hay que seguir el viaje directo a Cuzco… Desayuno con cara de almuerzo ….el baño para otro día…..para no parar en el trayecto y arrancamos…Solo paramos para llenar el tanque con gasolina, desde las diez de la mañana, hasta las 7 de la noche, que fue la hora en la que llegamos a Cuzco… Con frió, lluvia y oscuridad, llegamos, hoy si nos duele lo que nos queda de trasero. Entonces buscamos un hostal y nos relajamos un rato.
Antes de llegar a esta ciudad, también se pueden divisar grandes nevados como los que hay en Huaraz, hasta el momento no sabemos sus nombres, pero cuando lo sepamos los escribiremos.
El hostal esta a unas 5 cuadras de la plaza de armas, pues son los mejores lugares que recomiendan los viajeros con el fin de no sufrir inconvenientes, tiene un valor de 30 soles por los dos, tiene agua caliente y televisor… de pelos.
No queremos salir y lo único que queremos hacer es dormir… pero hay que comer porque necesitamos energía para seguir la travesía… Pizza familiar para los dos… un litro de gaseosa y ahora si pa la camita… Pero como ya son dos días sin bañarnos, pues las incomodidades y la madrugada no lo permitían, pues nos metimos como una hora cada uno a la ducha para poner las posaderas a descansar.

Volver a las cronicas