Diciembre 2

Pues por la mañana Julián se quedo en el apartamento para esperar si alguien llamaba, mientras que harvey corría entre los lugares que habíamos estado durante el día anterior… además de ir a poner el denuncio en la comisaría y pedir los datos necesarios para solicitar un nuevo pasaporte en la embajada colombiana.
En la tarde nos cambiamos los papeles y Julián salio y Harvey se quedo en el apartamento aguantando el trago amargo… haaa y afeitándose porque como le pidieron nuevas fotos… pues a bajarse de pinta pelao. Hhhaaa yo que pensaba dejármela hasta llegar de nuevo a Colombia… pero eso crece de nuevo.
Otro día como malucongo… pero cuando llego Juan fernando nos regalo un aguardiente cristal para pasar el trago amargo… bueno todo hace parte del paseo.

Volver a las cronicas