Noviembre 28

Desde por la mañana estamos metidos en la red tratando de enviar las fotos y los relatos que ustedes tanto aclaman, mientras, un desayuno Americano con chocolatito y jamón, además de los deliciosos pasteles que preparan en el café.
Por la tarde buscamos un taller para pegar un punto de soldadura eléctrica al portamaletas (hayyy juemadre, verdad que el man que nos arreglo el daño, le quedamos debiendo dos soles y quedamos con el de pagárselo al día siguiente, pues hombe, nos disculpara porque ya estamos lejos de Huaraz).
Pues ya para mañana la aventura continuara hasta Lima, así es que a empacar maletas y a dejar todo listo para la madrugada. Hasta mañana.
Como todos podrán notar el relato de hoy es corto y con pocas historias, pero… como antes contamos, estuvimos en el Internet todo el día mandando los datos, además nosotros nos conformamos con levantar los brazos en la madrugada, hacer el retortijón de la despertada y mirar al fondo… si… los nevados que cubren cada ventana de la habitación.

Volver a las cronicas