22 de noviembre

Nos levantamos, algo tarde también, pues la hora de acostarnos fue algo tarde, así es que nos levantamos a eso de las 9, nos bañamos y nos regalaron desayunito… haa mientras que sujetábamos las maletas a la moto, nos iban dando como las 12 del dia y la señora evita dijo que si esperábamos unos minutos mas nos invitaban al almuerzo, así que… pues nos hicimos los bobos un ratito, arreglamos y rea-reglamos las cosas yyy pues nos dicen: jóvenes a la mesa… hhaaaa hoy toco almuercito… que rico.

Bueno nos tomamos las fotitos y emprendimos nuestro viaje con rumbo a Huaraz, el paisaje no cambia… dunas y mas dunas yyyy ni una donita de donking donuts…(no sabemos como se escribe) ha que bueno seria…

Esto si es para que lo tengan bien en cuenta cuando estén de salida por estas tierras, y es al momento de pasar por la ciudad de Chimbote… pues apesta a pescado como loco, igual cuando nos daban el aceite de hígado de bacalao, guacatelas… pues en esta época, la producción de harina de pescado es por toda la ciudad y las fumarolas de la fabricas son gigantescas, así que hay que pasar con la nariz cubiertos y lo mas rápido posible por entre la ciudad… La gente de la zona dice que cuando Chimbote huele aaaa… chimbote jajaja…. Es que huele a plata… ha pero que plata tan maluca.

Bueno logramos sortear el trafico de esta ciudad y seguimos el recorrido… a unos cuantos minutos de la ciudad… encontramos por una recomendación de un amigo de los que estaban en el hotel de Trujillo, una playa llamada, playa tortugas. Pues tímidamente no acercamos con la intención de ver y seguir el camino a Huaraz… Entramos a una tienda y pedimos coca cola, mientras que nos atendían el sol se ponía en el ocaso y la mejor decisión que tomamos fue quedarnos, así es que negociamos con la señora del hostal - restaurante que, nos dejara armar la carpa que nosotros le consumíamos las comidas y listo.

De acá en adelante la descripción de los momentos y del lugar, solo se puede hacer a través de las fotos, pues al no haber trafico, luz, teléfono, Internet ni mototaxis, el ambiente resulta lo mas acogedor del mundo… mientras el cielo se torna rojizo, pedimos un fuente de arroz de camarones con cerveza…hhmmm otra delicia del mar a la boca.

Charlamos un rato con dos peladas del lugar sobre sitios de visita de la región y nos remendaron ir al museo de Sechin… Bueno pues mañana iremos antes de legar a nuestro destino, además esta a unos cuantos minutos del lugar donde estamos.

Sacamos al carpita, los sleeping y las chaquetas para usarlas de almohadas, además no cabe mas en la carpa… huuuyyy que piso mas duro… como se pudo, logramos acomodarnos y dormir… bueno yo lo intente… pero fue difícil, estoy muy huesudito y me duele todo contra el piso, además Julian no deja dormir… pregúntele a el por que?

La verdad en resumen sobre paya tortugas, es un paraíso donde se debe parar al menos por una noche.

Volver a las cronicas