Marzo 7 (No rindió el día)

De la casa resultamos saliendo como a las 10, nos despedimos de Marta y de Roberto, porque él se queda en Río esperando al hermano que llega de USA para hacer un recorrido por varios puntos de la ciudad y posteriormente embarcar la moto e irse juntos a su tierra.
Casi no salimos de botafogo, no viramos a la derecha en una esquina y nos toco dar una mega vuelta para tomar de nuevo la autopista, la que al final nos conduciría a un puente de 13 kilómetros que comunica con Niqueroi y de allí con rumbo norte para llegar a la ciudad de Salvador, pero desafortunadamente hoy solo pudimos hacer 400 kilómetros y la meta aun esta lejos, así que antes de que llegara la noche, llegamos a un pueblo antes de Victoria, no llegamos hasta la misma ciudad ya que nos advirtieron que seria muy peligroso transitar en busca de un hotel y nosotros somos muy obedientes y hacemos lo que nos indican.

Llegamos y encontramos prontamente un hotel que es bueno, bonito y barato, además esta cerca a la playa, pero a esa hora nadie va a la playa y nosotros estamos muy cansados para salir. De comer pedimos una pizza a domicilio y nos acostamos a dormir, con el calor típico de la costa.

Volver a las cronicas