Marzo 4 (Conociendo los lugares que pocos conocen en Río)

Hoy quedamos de salir con Antonio, hermano de Carlos que también es colombiano, pero de Bogotá, así que quedamos de pasar por la librería donde el trabaja que queda en centro, el nos dice que nos llevara a conocer los lugares donde los turistas casi no van por miedo, pero como el ya se conoce la zona, no habrá problema... Dicho y hecho, llegamos a la 1 de la tarde por el y salimos primero a ver el mercado de la pulgas y después todo el centro de la ciudad, muy bonito y nos explico como es el día a día de Río de Janeiro en las calles del Downtown y como es que la gente viaja en el metro a las horas pico.
De allí nos fuimos por donde queda un barrio bohemio a almorzar, de una feihoada, es el plato típico de brasil, compuesto por frijoles negros con garra, arroz y una harina de yuca que en este momento no me acuerdo, pero luego se los digo; según la historia, es la comida que los amos de las parcelas no degustaban y eran dejadas a las sobras o mejor dicho a los esclavos para que ellos se alimentaran, así nació la feihoada... es una bandeja paisa mas simple... en verdad le falta el chicharrón de siete escalas...
Nos quedamos hasta las 4 de la tarde y luego nos fuimos con rumbo a las playas de Ipanema, las más bonitas de Río, además tiene una bandera que divide el lugar de los gays y el de la gente común... pasamos la bandera y nos sentamos donde pudimos al lado de unas garotas que hágame el favor... Harvey termino de divisar el panorama y para el agua a sacar todo ese calor externo e interno que tenia.
Tomamos cerveza y fuimos espectadores de la historia de Río de Janeiro contada por Antonio, ya casi hasta las 9 de la noche, donde no sabíamos si estabamos mareados de la cerveza o de que.
Para seguir la rumba que se presentaba en una tarima con música brasilera, nos animamos y compramos cachasa y guarana, después esta combinación nos haria acreedores de un regaño por parte de Marta... bueno el caso es que tomamos cachasa toda la noche y nos relacionamos con una hipiie y otro parcero mas del montón.. no se como nos hicimos entender porque Roberto habla ingles y español y nosotros español... pero con tragos todos hablamos el mismo idioma... letra pegada...
Ya era como la 1 y mejor nos fuimos para la casa, el taxi de alguna forma nos llevo, porque solo le dimos la dirección y preguntamos cuanto costa, y dijo veinte reales, entonces nos subimos y no hablamos nada en el viaje para que no nos detectara como extranjeros y no nos llevara a una favela a que nos bajaran de todo.. aaahhhh que tal la película???? Para joderse de la risa.
Entramos pasito para no despertar a nadie, sacamos jugo de la nevera con sándwich yyy una que otra cosa, sin hacer ruido y nos fuimos a la camita.

Volver a las cronicas