Marzo 31 (todo un día de viaje… para nada)

La idea era salir a las 6 de la mañana para llegar a Boa vista de un solo viaje, pero el reloj despertador no sonó o no lo escuchamos, así que la partida fue como a las 10, un poco tarde pero también es buena hora para salir.
Cogimos la ruta que nos indicaron para salir a Boa Vista, tomamos toda la autopista y viajamos con rumbo norte hasta donde esta el cartel de “volta sempre a Manaus”, listo chino vamonos para salir pronto de este país que nos quiere desarmar por completo…
Era de día y estaba nublado, unas cuantas goteras en el camino y cuando estábamos a unos 200 kilómetros de camino, paramos a almorzar, otra suculenta fejoada, media hora mas tarde iniciamos de nuevo el camino, el sol ya estaba sin nubes que lo cubrieran y luego de 40 kilómetros mas, Julián detuvo la moto a un costado de la carretera, nos quitamos los cascos juntos y harvey dice “viejo esta si es la vía a Boa Vista?”, pues mirando el sol que ya lo podemos ver, el esta a nuestra espalda y la vía que lleva a Boa Vista es de sur a norte, ósea que el sol debería estar a nuestra mano izquierda, así que para asegurarnos preguntamos a un granjero sobre la ruta y nos dijo estábamos equivocados, que bebíamos regresar hasta Manaus y posteriormente tomar la vía con rumbo norte, hijuep…. Mie…. Pues nada que hacer hagamos de cuenta que esto hace parte del paseo. De vuelta a Manaus, tres horas de nuevo de viaje para llegar allí, ya era tarde pero no queríamos dormir en el mismo lugar, así que buscamos de nuevo la salida, pero que salida tan oculta, le dimos tres vuelta para salir, la gente nos mandaba de un lugar a otro y no se ven letreros de desviación, mas o menos media hora en Manaus buscando de nuevo la salida, hasta que por fin y llegamos a un pueblo a 100 kilómetros donde nos quedamos a esperar para continuar el viaje.

 

Volver a las cronicas