Marzo 3 (Tierra de la fama de la Samba.... Río de Janeiro)

Salimos de Parati y el paisaje continua igual que ayer, es indescriptible la belleza de sus playas, el cambio de los colores y el contraste del mar con las montañas verdes. Siguiendo la ruta nos encontramos con una central de energía nuclear, entonces cuando vinimos la primera entrada, nos entramos de una y a los visitantes solo les piden la cedula y no mas, así que después de la portería nos fuimos por donde señala el camino, pero, toda la ruta conduce por las casas de los trabajadores de la central y por la playa aledaña a las edificaciones, mejor dicho nos metimos por donde no era, así que de nuevo salimos y seguimos la vía hasta llegar al lugar donde atienden al visitante y les muestran una maqueta de la central y un video sobre la creación de la energía nuclear, no dejan pasar hasta la planta... que lastima queríamos visitar al señor Berns y a Homero, pero no se pudo...
Ya como a unas 2 horas esta la ciudad paraíso de la samba... Río de Janeiro... para la entrada a este quilombo de ciudad, nos preparamos psicológicamente y con mapa en mano para evitar meternos a las favelas o a las rutas no recomendadas... un pequeño giro por la vía que no es y sazzz... pues lo que nos paso, dimos con la vía que no era y nos fuimos para el norte de la ciudad, y para donde vamos es para el sur, siquiera era una zona libre de inconvenientes y un señor nos explico como tomar de nuevo la ruta que conduce a un túnel de casi 2 kilómetros de largo que pasa por debajo del Corcovado, al final del puente se sale a la zona de Copacabana o a Botafogo, donde nos están esperando nuestros nuevos compañeros de viajando en moto, llegamos sin ningún otro inconveniente y nos recibió Marta, la esposa de Carlos, quien es un amigo de Julián, bajamos maletas, nos duchamos y descansamos, allí también se pudo quedar Roberto, no fue ningún problema para ella recibir a uno mas.
Por la noche Marta nos invito a comer pizza al lado de la playa Copacabana, si, allí en el mismo lugar donde se reunieron casi 2 millones de personas para presenciar el concierto de los Rolling Stones, el ultimo en Río y gratis... bueno no nos convenía.
Ya estando cenando, llego una invitada a la mesa, una morena muito engrasada, amiga de Marta, la cual nos acompaña solo durante la cena y posteriormente se va. Ya estamos algo cansados por todo y vamos a recoger al hijo de Marta y un amiguito para finalmente ir a dormir.
Desde acá desde el balcón de la sala se divisa el Corcovado que se pone entra la luna y la vista del espectador, un lugar digno de un viajero en moto que esta cansado de sufrir.

Volver a las cronicas