Marzo 14 (Día de Playa)

Ya paso lo de la película.... ahora si podemos seguir en el cuento.
Madrugamos como a las 7 y estamos cerca de Recife, a unos 140 kilómetros, que en total son como 1 hora y media de trayecto... Recife también es una ciudad grande y parece muy bonita, pero como son ciudades en la costa, el calor es impresionante y los semáforos en cada esquina, eso hace que nos tengamos que bajar donde nos den papaya para tomar coca cola.
Preguntamos donde fica la zona de los hoteles y pues nos enviaron para bom viajem, donde están las playas; durante el recorrido, un mensajero en moto nos pregunta que si buscábamos las oficinas de la Suzuki, a eso que le respondemos que si, nos indica que lo sigamos y a unas cuantas cuadras llegamos, si quererlo lo encontramos, somos afortunados. Salieron a recibirnos, hablamos con un personaje, con otro, con el sub gerente y luego de pasar una media hora ellos mismos nos ayudaron a conseguir un hotel baratongo (yo pense que nos darían posada, pero nada), el cual esta a todo el frente de las oficinas, así que podemos hacerle mantenimiento a la moto nave acá al frente, ir a al playa detrás del hotel y pasear por las calles sin problema... buen lugar para quedarse.
Nos dejaron guardar la moto en el taller y nos fuimos de bermuda a la playa, empacamos el bloqueador, la cámara, un poquito de dinero y listo.  La playa no había mucha gente, así que nos bananos en las aguas casi calientes y tomamos cerveza de relajo total, hasta ya alcanzada la tarde, pues a harvey no lo saca nadie del agua.
Al final de la tarde, revisamos la motonave y nos fuimos a comer algo, que al final no fue nada y a buscar un internet para los contactos que nos aguardan en las próximas paradas, que también no fue mucho, pues los contactos de Belén y de Manus no se están reportando, debe ser que no nos conviene, un saludo para todos los que nos escriben en la pagina, en los correos y que siempre están pendientes de nuestro viajando por el mundo con Hector M... digo, con Julian & Harvey.
De regreso a la mecha de hotel que conseguimos, pero barato, a conseguir un ventilador que sople, porque el que hay en la habitación es de dos pesos y soplamos mas nosotros con un abanico, sudar, rodar por la cama y tratar de dormir para mañana trajinar.

 

Volver a las cronicas