Marzo 13 (Rumbo a Recife)

Pues por la mañana los padres y nosotros corrimos a empacar las maletas, por lo visto ellos viajan para la playa o para un lugar de descanso, parece que tienen que prepararse psicológicamente para la semana santa, relax, vino, muchas frutas y bueno lo normal me imagina para comenzar tan dura tarea de la semana religiosa.
Al salir ellos se fueron adelante en el auto y nosotros detrás para no perdernos en tan lujosas favelas, en un calor de puta madre y en un desespero con la gente que era peor a pasar por la frontera entre Ecuador y Perú. Ellos nos llevaron hasta la salida y paramos en un centro comercial, nos abrazamos nos despedimos, lloramoos....aaahh no mentiras... y nos fuimos con rumbo norte, mas cerca de la casita.
Le dimos maquina hasta que se nos termino el día, desde las 8 de la mañana que logramos salir de la ciudad de Salvador, hasta las 6 de la tarde, hora en la que nos apagaron el bombillo, acá no es como al sur de argentina, donde rodábamos hasta las 9 de la noche y aun había luz... nada acá, no rinde el día... y eso que no alanzamos a llegar a Recife y también es porque las carreteras de brasil son como en Colombia, curva tras curva y también tienen un policía acotado cada 10 minutos, es una tragedia, las vías están en mal estado y hay un roto al lado del otro... no es el mejor recorrido del paseo.
Bueno llegamos a un pueblito X, como dice mi hermanita, y encontramos un hostal baratongo, lo mejor es que tenía cable, pero como que malo, porque al descarga todo y prender la TV, inicio la película “one million dólar baby” y de una nos pusimos las gafas... aaahhh cine gratis, una de las ultimas películas de  cartelera, ganadora de Oscar yyyy en portugués.... dañe el paseo, no? Si, como lo leen en portugués, pero nada estabamos concentradisimos y siguiendo al hilo la película, pero cuando estaba en la mitad, tan... paso a axn “lost”, nos quedamos petrificados... que paso??? Yo no moví nada, dice Julián, y entonces donde esta el control, cámbielo rápido... pero si no hay control, dice Harvey... puta que paso, cámbielo con la mano, tan, tan, tan, cuatro canales y nada, de una corrimos a la recepción y como pudimos le explicamos a la garota que sucedió... diez minutos mas tarde nos logramos entender, por un lado lo que nosotros le decíamos y por otro lo que ella decía, al final paso que, en el hotel de enseguida a veces conectaban el cable para los dos y a veces lo quitaban... aaahhhh que tal... bueno pues esperamos media hora mas, pero nada, nos quedamos sin ver la película al final de cuentas y de rabia nos acostamos a dormir... hasta dos cervezas compramos para ver la película. Chao a ver, mañana nos vemos que hasta tengo rabia.

 

Volver a las cronicas