Febrero 15 (Parrillada en el taller)

La levantada fue algo tardecita, ya llevamos varios días trasnochándonos hablando hasta altas horas de la noche y tenemos mucho sueño, además las chicas salen temprano al trabajo y a nosotros solo nos queda una tarea por hacer que es buscar al mecánico para que nos revise la calibración de las válvulas, ya que ha quedado con un sonido extraño pero que no es grave, entonces nos dividimos en dos y Julián se fue al mecánico con la moto, mientras Harvey se queda en apartamento terminado de actualizar datos para la pagina y como medio de enlace entre las chicas y nosotros, yyy cosa que salio a las mil maravillas porque mientras a la poderosa le hacen las debidas manutenciones, Julián se derrama en prosa a hablar con el mecánico, tanto así que nos ha invitado a un asado por la noche, de modo que por medio del fabuloso Messenger, nos comunicamos y así mismo con las chicas, una cadena de comunicación que en tiempos de Upa, se hubiese demorado unas horas mas. Entonces a las 10 de la noche concurrimos a la cita y al llegar e recibimiento fue en familia, cerveza y pizza para iniciar, luego un paseo por la motos que hay en el taller, las tradicionales fotografías con la freewind y comienza a desenlazarse nuestro anfitrión, no para de hablar, ni siquiera comiendo, pero nos ha contado historias de gente que ha pasado por el taller increíbles, como por ejemplo un viejo que no hablaba ingles y en un recorrido por USA, le paso un cacharro al hablar con señas, porque mientras que a el le decían que la zona era peligrosa por los osos que rondan, él pensaba que la droga se había apoderado del interprete… bueno y muchos mas, además también me acuerdo del mismo señor que tenia un caño de escape de doble camisa, con el que calentaba o cocinaba alimentos mientras viajaba… bueno de allí se pueden desprender muchas conclusiones e ideas, pero las carcajadas son para el grupo en general… Bettina no quiso comer, pero eso no fue problema porque sobro pocho hasta para los próximos días, oración que será cierta por confirmación del anfitrión en los días siguientes. Bueno para la casita pues que hay que madrugar y nosotros también pues mañana debemos partir con rumbo al norte, mas cerca de Colombia.

 

 

Volver a las cronicas