Enero 8 (Valdivia…día malo)

Nuestra carta de navegación disponía de todos los argumentos para bajar a Valdivia y luego llegar a Osorno, donde seria nuestro hospedaje, sin embargo durante el viaje, aunque todo parecía ir a las mil maravillas, al desviarnos de la panamericana, inicio una leve lluvia que llamamos espanta bobos, pero que…haaa, cual espanta bobos, comenzó a llover algo mas duro y prolongado, vamos la velocidad y nos emparamos de pies a cabeza… llegamos a Valdivia y como pudimos por medio del centro de información, encontramos un albergue donde había cupo para dos personas… que al final al llegar este, estaría solo… así es que con el agua entre los pantalones yyyy ya saben donde mas, cogemos camino al hostal, bajamos las cosas y nos fuimos derecho a la camita a fumar y a llenar relatos en el cuaderno. De resto vea llover como si fuera el día de nunca acabar yyy fuera de todo el día se prolonga hasta las 9 PM. Hhhhaaa cuando será la hora de ir a dormir…
Durante la mañana de este día, visitamos las cataratas del salto del laja, bonitas pero la visita, sale algo rápida y despavorida, pues al llegar a las rocas donde se desprende en caída libre el agua hay una serie de mosquitos de tamaño como cucarrones, al principio uno dice,,ha, son cucarrones que molestan, pero cuando se posan en la piel, da mas miedo e impresión que dolor por la picazón, así es que corra, grite al que toma la foto que, listo!!! Y corra de nuevo para que no te piquen… jajajaja.

 

Volver a las cronicas