Enero 27 (Encuentro con un  loco de Manizales en moto)

En la mañana nos levantamos y como teníamos los tiquetes para las duchas, pues tomamos las toallas y nos fuimos directo a los baños, pero la suerte no corre de nuestro lado y nos hacen dar marcha atrás, ya que no hay agua  y cerraron todas las duchas, jajaja… otro día sin bañarnos, pero que conste que no es por culpa de nosotros.
Listo….. de una desodorante, agüita en la cara, cepillo de dientes y nos montamos en la moto para ir a ver más lobos marinos a unos cinco kilómetros del lugar donde acampamos, es muy cerca, pero el calor es irresistible, además no hay sombra por ninguna parte. Allí en la lobería, estuvimos al tanto de tres historias que se vivían entre los animales acuáticos aquellos, una era la de un pequeño que no podía subir por el peñasco y se caía una y otra vez  y nadie lo auxilio o al menos hasta el momento de venirnos, otra era la historia de un macho cortejando a la hembra… alrededor de esta hubo varias peleas, mujeres!!!... y la otra era de una madre que subía a su pequeño por las piedras, tomándolo por su hocico, huyy que dolor.
Nos pensábamos quedar un día mas, pero ya no teníamos nada mas que ver, la temporada de ballenas ya paso y para ver las orcas hay que echarnos un tramo de 400 kilómetros de carretera destapada…no ni por el putas… entonces fuimos de nuevo al camping y comenzamos a empacar las maletas, la carpa y lo demás, entonces emprendimos la huida.

Sabíamos que en el camino esta Juan Carlos Restrepo y que él se dirige a la Península de Valdez, pero si no lo encontramos en el camino será una buena experiencia, de lo contrario… en otra ruta será… a mas o menos 50 kilómetros de haber partido, nos encontramos frente a frente con una moto que nos da un vistazo y que en su parte delantera hay un cráneo de canguro… ese es, pare guevon que ese es!!!, jajajaja, quien lo podía creer, nosotros encontrarnos con un loco que viene desde Australia, se ha recorrido toda Australia en moro así como todo el mundo en cruceros, se sustenta los viajes trabajando donde puede, que ahora esta recorriendo Sur América  y que también es de Manizales, heeee eso ni siquiera es casualidad…. Eso es el destino del los motociclistas… encontrarnos en la ruta…
Charlamos mas de una hora bajo la sombra del único árbol que había en la zona, nos invito a un café y nos fumamos unos cuantos cigarrillos mientras nos contaba un par de anécdotas de su viaje y de las aventuras por el mar… este loco si es más berraco que nosotros…
Bueno parcero, nos veremos en Manizales para tomarnos unas cervecitas… éxitos y  buena rodada…

Seguimos nuestro viaje, pero con todo el tiempo que nos hemos gastada en la visita a la lobería, la charla con el internacionalisimo Juan Carlos, solo nos ha dejado tiempo para recorrer unos kilómetros y ya entrando la noche, paramos para acampar al lado de una estación de servicio en General Conesa. Algo para la comida y de una para la cama que estamos mamaos del calor.

 

Volver a las cronicas