Enero 21 (Visita a Ushuaia)

Madrugamos a visitar la ciudad, lo primero que hicimos fue dar un paseo por la costanera, el día apremia y no podría pedírsele más al tiempo con su lustre de sol y cielo completamente azul. Los veleros, los cruceros, las mujeres y los paseos son completamente ricos en variedad, unas cuantas calles y llegamos al museo del final del mundo, en su visita las paredes guardan la historia de sus colonizadores, las embarcaciones, la prisión y sus reos, los animales exóticos de la isla, la biblioteca y una que otra joya más para admirar.
Jairo quería entrar a la Prisión del fin del mundo, así es que nosotros esperamos en la salida para que nos relatara un poco de lo visto con sus ojos, pero unos cuantos minutos después él dice que por no abandonarnos mucho tiempo, hizo el recorrido muy rápido… nosotros no lo acosamos… él tomo esa decisión.
Tomamos un taxi, es el primero que abordamos en Argentina, pues dicen que es muy caro, y nos dirigimos a la montaña nevada que esta detrás de la ciudad, al llegar, nos montamos en la aero silla, es un teleférico pero en sillas, era el único que nos faltaba por montar, este si es el mejor de todos, pues se esta en contacto directamente con el ambiente y el vértigo se hace mas extremo.
Al cabo de unos 20 minutos y después de pagar 5 dólares por el trasporte llegamos a un lugar donde inicia la caminada hasta el punto donde esta la nieve. Jairo no se dispone a la subida, mientras que Julián y Harvey se amaran bien las botas y por más de hora y media hacen el recorrido.
La vista del estrecho de Beagle es sorprendente y detrás de ellos los picos nevados… estas son las experiencias que no se borran del disco duro de la memoria.
Luego bajamos y recogimos a Jairo que ya estaba algo gordito de tomar chocolate mientras nos esperaba. Así es que llegamos al hotel donde nos hospedamos y arreglamos todos los corotos para irnos en camino de la ruta 3.

Enero 21 (Luego de 75 días)

Es primordial y bien ponderado
Que lleguemos al final del camino
Con la concepción de que el nuevo sendero
Será el inicio un nuevo camino

Un abrazo, una festividad,
Un nuevo lugar al que llegar
Ya no hay más barreras
Un triunfo para recordar.

A todos los que nos acompañan
Desde el sol hasta el atardecer
Con aventuras por doquier
Toda una rodada al final de la ruta tres.

El sueño esperado
Las agonías, el cansancio y o anhelado
Todo y un poco mas
Para decirle a todos que hemos llegado.

Enero 21 (Rió Grande… de nuevo)

Y quien dejaría de volver a donde tan bien recibido es?, pues después de salir de Ushuaia y haber visto la alegría de otros colombianos que venían en caravana en automóviles campero, nos fuimos de nuevo al hotel B&B Patagonia Fuego, que sin esperarlo nos recibieron con una deliciosa parrillada y bebida, además Paco estaba de cumpleaños y todos sus amigos están junto a el. Otra acostada tarde.

 

Volver a las cronicas