Enero 10 (Argentina…. Bárbarooo)

Nos levantamos temprano… porque además le vamos a cambiar a la poderosa los zapatos o como dicen acá en Chile los neumáticos o como decimos en Colombia, las llantas, va a quedar de pelos, taque… unas cuantas vueltas a la llave que trae la herramienta de la moto, unos tornillos acá otros allá y lo demás tal como ustedes lo ven en los montallantas, palanca, saque neumático, meta llanta, meta neumático, infle y listo… fácil no??? Pero en ese frió tan HP, los queremos ver corriendo.
Listo para las dos de la tarde ya tenemos todo listo y nos vamos con rumbo a Osorno para visitar el cementerio… pero al llegar parecía igual a muchos y decidimos seguir nuestro rumbo para pasar la frontera con Argentina, entonces tanqueamos unos cuantos litros de gasolina para el trayecto, con el fin de no gastar mucha plata acá en chile, además ya no tenemos mas pesos chilenos y la idea es no cambiar mas.
Entones nos dirigimos a Argentina y al paso se encuentra la reserva natural Peyehue, donde vive el Puma… no el cantante, sino el animal grauuuu… entonces pasmos al tiro y cuando menos pensamos llegamos a las oficinas de migración de Chile… ha juemadre ya llegamos, así es que en una tienda compramos unas cuantas empanadas de pino, gaseosa y el resto en dulces para no quedarnos con ningún peso chileno… y nos informan que la próxima gasolinera esta a 72 kilómetros, lo cual no era lo que habíamos calculado y el tanque esta en reserva… no vamos a alcanzar a llegar… entonces nos toca apagar la moto en las bajadas para que alcance.
El paisaje… huffff que espectáculo… como lo muestran en los canales europeos, pinos, montañas, lagos, casa con grandes techos inclinados y con chimeneas, silencio  y trafico con placas diferentes a las amarillas que estamos acostumbrados a ver.
Hace mucho frió y no creemos que lleguemos a Bariloche, es más, en el primer pueblo que encontramos nos quedamos, se llama La Angostura, que es de lujo, una cuadra central con casas construidas con bordillo... geniales y con la arquitectura singular... europea… muy bonito.
Y no hay hoteles ni albergues disponibles… así es que de nuevo a acampar porque no hay donde mas… dejamos la moto y nos fuimos a comer porque  desde la comida de salmón, no hemos comido… ja las tripas se murieron de hambre..jajaja
Pues no dimos una comida de lujo, e un restaurante con calefacción full, buena carne, buena cerveza, buen postre, un traguito de cuenta de la casa… y la cuentita…. Luego hablamos de eso… por ahora “todo hace parte del paseo”.
Como ya sabemos el frió que hace…. Entonces al burro no lo capan dos veces y nos colocamos toda la ropa de dormir… además nos tomamos una cerveza de mas… solo para dormir de una.

 

 

Volver a las cronicas