Diciembre 23 (Ya estamos en Chile y viajamos a San Pedro de Atacama)

La idea es llegar a pasar el 24 de diciembre al tan mencionado pueblo de San Pedro de Atacama, entonces al amanecer, al no haber agua caliente no nos bañamos y nos quitamos algo de polvo que llevamos en las chaquetas y el cuerpo y con las ganas renovadas de un buen viajero… bueno ya de ahora en adelante la carretera es asfaltada… nos montamos en la poderosa… ha maquina para trabajar a las mil maravillas, gasolina, algo de aceite, torque suave al acelerador y con la pasividad del viento libre, emprendemos el viaje a Calama donde cambiaremos algunos dólares y comeremos para desatrasarnos de la alimentación, dominamos como siempre el centro de una bonita ciudad en medio del desierto y continuamos el viaje hasta San Pedro… al fin de nuevo a 130 kilómetros por hora haaaaa… el paisaje es desierto total, por eso se llama el desierto de Atacama el cual inicia en Arica y termina cerca de Santiago de Chile.
Llegamos a San Pedro y buscamos un hotel, lo que no sabíamos es que siendo Chile el país mas costoso de Sur América, San Pedro, seria la ciudad mas cara de Chile… ufff difícil controlar el presupuesto, con cansancio, navidad y sed… algo aremos para no derrochar tanto… ooo los ahorros de Bolivia y los anteriores países serán para acomodarnos en este.
El resto del día es muy claro para nosotros, descansar, lavar el polvero y conocer el pequeño pueblo de cinco calles pero lleno de europeos por entre ellas…
De nuevo es una civilización de nómadas de gente conociendo la nueva América, llena de alternativas en su gastronomía, en su gente, en la música y en la forma de sus costumbres.
Como el hotel tiene Internet gratis, podremos comunicarnos continuamente y podremos subir las fotos a la red, además el día por acá si rinde… pues apenas a las 9 de la noche, inicia la oscuridad… además el sol hace que todo sea un paseo y la alegría se quede en los labios.
Estamos en navidad y vamos a descansar.

Volver a las cronicas