Abril 4 (Visa en Mano)

En la mañana consultamos con todos los contactos, por todos los lados que podíamos, no encontramos solución, solo lo único era que como no tenemos alternativa, que salgamos de una para Venezuela y que intentáramos pasar lo mas rápido posible, que de pronto en la frontera no nos pondrían problema alguno por este detalle.
Con estos antecedentes nos fuimos a pagar en la cuenta del banco lo correspondiente a lo de la visa, así que conocimos las colas de brasil, una larga espera desesperante para unos cuantos pocos necesitando el servicio, se nota que no han leído algo sobre la teoría de colas.
Ya por la tarde hicieron el papeleo de la visa, Harvey quedo de parcero con la cónsul, pues luego de estar tanto tiempo dentro de la casa, ya podía pasar como pedro por su casa por cualquier parte, lo único que no podían ofrecerle era la visa de residente. Jodido no?
Con la visa en la mano y con la necesidad de recorrer Venezuela en tan corto tiempo nos dispusimos a preparar a la poderosa para el trajín del día de mañana, será un viaje largo.

 

Volver a las cronicas